© 2018 femdominbarcelona.com

  • White Google+ Icon
  • Twitter Clean
  • Facebook Clean

COMIDA EN LOS PIES

Yogur, miel, chocolate, ... en los pies. Llevo años practicando esta disciplina que no deja de ser una ampliación morbosa de una lamida de pies tradicional. 

Haciendo memoria recuerdo el final de mi adolescencia cuando cada mañana los pasaba desnudo de rodillas adorando los pies de la señora de hacer faenas en casa de mis padres, Raquel, nombre no real, que por entonces tenía unos 30 y pocos años.

En aquellas largas sesiones matinales, cuando mis hermanos y mis padres marchaban, me quedaba solo con Raquel que en vez de trabajar se relajaba con un niñato pijo que hacía ‘campana’ para masajearle y darle placer lamiéndole los pies entre otras cosas.  

La comida que usabamos acostumbraba a ser un quesito en porciones (a veces miel) que Raquel se pasaba por la planta y entre los deditos antes de alargar cada pie hacia mi boca, yo pasaba un buen rato lamiendo, relamiendo y comiendo el quesito, mientras ella hablaba de sus problemas, con su marido y sus hijas, y se tocaba debajo de las bragas. De vez en cuando sin dejar de hablar se miraba la planta, si no estaba satisfecha lo volvía a alargar y sino volvía a empaparlos de quesito, como si nada. ¡Que tiempos! (la relación duró unos 6 años, entre mis 16 y 22).

Pocas explicaciones se pueden dar de cómo hacer una buena ‘Comida en pies’, recomiendo que sea precedido por una lamida de pies ‘normal’, cuando el termómetro haya subido se puede plantear el siguiente paso. Hacerlo poco a poco, con calma, saboreando cada resquicio de comida, no dejando ningún hueco entre los dedos, en la suela, ... Sobretodo con mucho morbo y dedicación, no salibar pero sí dejarlos relucientes y si le gusta a la Ama dando algún mordisquito para no dejarse nada.

La comida servida en un plato, en un bol o directamente del suelo tirada por el Ama con desprecio antes de pisarla, puesta en los pies como un masaje o a partir de esa pisada del Ama.

Agradecer si la comida viene endulzada con puntuales salivazos del Ama de regalo.

Evitar comidas frías (molestaría al Ama), en su caso mejor calentarlas antes.

Comidas recomendadas: Miel, nata, mermelada, yoghourt, chocolate caliente, quesito en porciones, mandarina, plátano, spaguetis, leche, vino, cava … (en defiiniva lo que el Ama ordene).

Algunas de mis sesiones comiendo de los pies: